Horóscopo

Horóscopo Zodiacal

Horóscopo Chino

Horóscopo Celta

Horóscopo Constelaciones

Horóscopo Decanatos

Horóscopo I Ching

Horóscopo Maya

Horóscopo Hadas

Relaciones y Signos

Compatibilidad y Signos

Trabajo y Signos

Hijos y Signos

¿Qué es el ascendente astrológico?

Características Ascendentes

Calcular Ascendente

Calcular Carta Astral ó Natal

Las Casas Astrológicas

¿Qué es la dimensión Astral?

Piedras de cada Signo

Numerología

¿Qué es la Numerología?

Significado de los números

Números Maestros

Número del Alma

Número del Nombre

Número de Personalidad

Número de Nacimiento

Número de Herencia

Número de Expresión

Número de Síntesis

Número Íntimo

Compatibilidad

Tarot

¿Qué es el Tarot?

Cómo tirar y leer Cartas

Cartas Tarot y Significado

Tarot del Dinero

Tarot Egipcio

Tarot Celta

Tarot Gitano

Tarot Marsella

Tarot de los Orishas

Tipos de Tarot

Tirada del arco iris

Tirada de la pirámide

Runas

¿Qué son las Runas?

Significado de las Runas

Interpretación de las Runas

Tirada de Runas

Lectura de Runas

 

Clasificación de las gemas

Propiedades de las Gemas

Las Gemas de cada Signo

Cristalomancia

Gemoterapia

¿Qué es el Karma?

La Ley del Karma

Tipos de Karma

Clasificación del Karma

Calcular Deuda kármica

Cómo revertir el Karma

Astrología Kármica

Astrología Vectorial

Zodíaco y Karma

¿Qué es el Dharma?

La Rueda del Dharma

Amuletos y Talismanes

Escritura Automática

Sahumerios

Bola de Cristal (Cromniomancia)

Lectura de Bola de Cristal

Cafeomancia

Cómo leer la Borra de Café

Lectura de caracoles (Diloggun)

Dominomancia

Adivinación con Monedas

Cuencos Tibetanos

Niños Índigo

Niños Cristal

Diferencias Índigo y Cristal

 
Angeología

¿Qué son los Ángeles?

El Ángel de la Guarda

Invocar Ángel de la Guarda

El Ángel Contrario

Jerarquía Angelical

Contactar con los Ángeles

Ángel Zodiacal

Aparición de Ángeles

Péndulos

¿Qué es un Péndulo?

Cómo manejar un Péndulo

Adivinación con el péndulo

El Aura

¿Qué es el Aura?

Ver el Aura de los demás

Ver mi Aura

Significado Colores Aura

Quiromancia

¿Qué es la quiromancia?

Cómo leer la mano

Tipos de mano

Los montes de la mano

Los signos de la mano

Líneas de la mano

Calendario Maya

¿Qué es Calendario maya?

Tzolkin - Calendario 260

Haab - Calendario 365 dias

La rueda calendarica

Piedras de la suerte

Sellos Maya

Las 7 Profecías Mayas

21 Diciembre de 2012

Características Signos

Aries

Tauro

Géminis

Cáncer

Leo

Virgo

Libra

Escorpio

Sagitario

Capricornio

Acuario

Piscis

Características H. Chino

Rata

Buey

Tigre

Gato

Dragón

Serpiente

Caballo

Cabra

Mono

Gallo

Perro

Jabalí

Oraciones de Protección

Protección de Casa

Protección Propia

Librar Injusticias

Alejar Peligros

Enemigos

Bendicion

Fidelidad de Pareja

Cruz de Caravaca

 

CÓMO VER MI AURA

Para ver nuestra aura lo más sencillo es seguir dos pasos. En el primer paso se busca que la persona aprenda a sentir su campo energético y en el segundo paso ya se da el salto para aprender a verla directamente con los ojos.
 

Sería bueno que si de verdad queremos aprender a ver las auras comenzáramos por el primer paso, puesto que aunque para algunas personas este paso pueda resultar aburrido es de gran utilidad para poder acostumbrar mejor a nuestros ojos para el segundo paso.

Primer paso: sentir nuestra aura

Sentir que tenemos aura nos proporciona más seguridad a la hora de intentar verla. Hay diversos métodos para intentar sentirla, pero sin duda el más conocido y fácil de hacer es juntando las palmas de las manos.

Para realizarlo ponemos nuestras palmas de las manos una al lado de la otra y con una distancia de 30 cm. Así en esa posición prestamos especial atención a qué sentimos en nuestras manos y cómo lo sentimos. Estaremos unos tres minutos.

Pasados los tres minutos acercaremos las palmas de las manos a unos 20 centímetros y repetiremos el proceso de prestar atención a qué sentimos y cómo lo sentimos. Estaremos otros tres minutos. CÓMO VER MI AURACÓMO VER MI AURA

Pasado ese tiempo acercaremos nuestras manos unos 10 centímetros y repetiremos el mismo proceso que las otras veces.

Finalmente acabaremos a una distancia de entre 3 y 5 centímetros en la que realizaremos el mismo análisis que las fases anteriores.

Lo más normal es que sea en esta última fase en la que notemos una ligera presión, algo parecido a cuando metemos la mano en el agua, pero mucho más suave, incluso casi imperceptible si no prestamos atención. Algunas personas con una mayor sensibilidad pueden sentir su aura en las primeras fases, pero no es lo común.

Analiza especialmente los cambios que vas notando a medida que acercas las palmas de la mano. Lo más tradicional suele ser notar un cambio de temperatura, pero se pueden notar muchas más cosas.

Realiza esta fase hasta que tengas totalmente controlada y analizada la sensación. Tómate todos los días que te hagan falta, porque no será en vano.

Segundo paso: ver nuestra aura

Lo primero es hacerse con dos tipos de cartulinas, una de color negro y otra de color blanco. Estas cartulinas nos ayudarán a hacer de pantalla para facilitarnos la visión del campo energético. Hay personas que ven mejor con un fondo negro y otras que ven mejor con un fondo blanco, así que con la práctica podrás determinar con cual de ella te sientes más cómodo. De todas formas de momento vamos a trabajar con ambas.

La parte del cuerpo que vamos a utilizar para ver nuestra aura será la mano. Vale la izquierda o la derecha, lo que te resulte más fácil. Utilizamos la mano porque en ella siempre se concentra mucha energía y nos facilita las cosas.

Es muy importante que tengas en cuenta que vas a ver el aura no con tu visión central, sino con tu visión periférica, lo que equivale a decir que mientras tu mirada estará depositada en una parte de la mano tu atención se dirigirá a los bordes de la misma. Esto resulta un poco difícil al principio porque estamos muy acostumbrados a concentrar nuestra atención donde ponemos nuestra mirada.

En este caso aquellos individuos que suelen quedarse ensimismados o en su mundo de vez en cuando, tendrán más posibilidades y facilidades para comenzar a ver su aura. También es posible que te duelan los ojos por el esfuerzo, que te marees un poco o que te comiencen a lagrimar. Incluso al principio puede que quedes momentáneamente cegado por una luz. Pero no has de preocuparte porque esto es lo más normal del mundo debido a que tienes la visión periférica atrofiada, y has de volver a recuperarla.

No fuerces demasiado las cosas, comienza con unos minutos al día y a medida que vayas sintiéndote cómodo puedes ampliar el tiempo. Recuerda que tus ojos son un bien muy preciado y que hay que cuidarlos así que una vez más te recomendamos que no te excedas mientras estás aprendiendo.

Bien, el ejercicio se desarrolla de la siguiente manera. Pon una de las cartulinas debajo de la mano que quieres ver. A una distancia de unos 10 a 30 cm. La mano ha de estar abierta y los dedos un poquitín separados entre sí de manera que puedas ver también su energía por separado. Ahora deposita tu mirada en el centro de la mano, pero utilízala más bien como un punto de fuga, es decir, aunque tu mirada está dirigida hacia el nudillo del centro haz como si quisieras ver más allá, es decir, como si quisieras ver qué hay detrás de la mano en la cartulina. A veces puede ser muy útil desenfocar un poco la mirada.

Poco a poco tendrás que ir intuyendo como una neblina transparente rodea tu mano que es tu doble etérico y con el paso de los segundos tendrás que ir descubriendo ya esa neblina con tus propios ojos. Descansa tras unos minutos y prueba el mismo ejercicio con la otra cartulina.

No es normal que las primeras veces veas colores en esa neblina, lo más natural es que la veas transparente y de poco grosor. Pero si sigues practicando verás cada vez con más claridad que esa neblina se hace mucho más gruesa y que adopta algún que otro color. Recuerda que no tienes que ver nada prefijado, ni de una forma concreta. De hecho a veces es posible que veas como uno de tus dedos parece más largo que los otros, o que en determinada zona de la mano la neblina es más gruesa que en el resto.

Tómate lo que veas de manera natural, no lo trasciendas demasiado porque recuerda que es una capacidad que ya tenías de pequeño, pero que se te olvidó. Además te recordamos que todo el mundo puede conseguirlo, así que no desesperes y si de veras tienes ganas de conseguirlo sigue practicando. Fuente

Compartir este articulo :

 

ENCUENTRA TODO LO QUE NECESITAS AQUÍ

 

Página Principal   -   Mapa del Sitio  -  Contacto

Copyright 2016         Horoscopo y Zodiaco.com         Todos los Derechos Reservados